Google+ Badge

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Continuación segunda historia

Los dos nos fijamos en la misma película y decidimos ir a verla. Era una película romántica. Compartimos unas palomitas y una botella grande de Coca Cola porque salía más barato. A la media hora de haber empezado la película, nuestras manos coincidieron al ir a coger palomitas y sentí cómo mi corazon latía más fuerte. Le miré y él me estaba mirando. Sus ojos eran oscuros y con solo la luz de la pantalla parecían totalmente negros. Nuestras miradas se cruzaron y sentí mi corazón aún más fuerte. Latía tan fuerte que me dio miedo que se me saliera del pecho o que lo oyera el resto de la sala. Entonces él bajó la mirada hacia mi mano. Me la cogió y me volvió a mirar. Esta vez con una mirada másintensa que tímida. Con la otra mano me apartó un mechón de pelo de la cara, me acarició la mejilla y articuló un "te quiero" con los labios. Se me dibujó una leve sonrisa y él acercó su cabeza a la mía. Nuestros labios se encontraron y nos fundimos en un beso. No importaba nada más, sólo estábamos nosotros.Cerré los ojos y deseé que ese beso fuera eterno. Nos separamos y seguimos mirando la película, ahora cogidos de la mano. Cuando acabó la película fuimos a dar un paseo por el parque. Cogidos de la mano, de noche, luna llena, cielo estrellado, todo muy romántico. Nos sentamos en un banco y me acurruqué junto a él. Me pasó un brazo por encima de los hombros y me acarició la mano. Levanté la cabeza y no pude evitar besarle. Fue un beso corto pero bonito. Después él me volvió a besar apasionadamente. Fue largo e intenso, lleno de sentimientos y emociones. Eran las diez y ya hacía tiempo que debería haber vuelto a mi piso, pero era viernes y a la mañana siguiente no había clase. Quería quedarme con él para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario